viernes, 14 de diciembre de 2007







Si un dia te levantas a observar el amanecer, y te encuentras que ese dia el Sol no se quiere dejar ver.
Respira hondo, ten paciencia, sientate.
Veras como poco a poco el dia te ofrece aquello que esperabas ver.

2 comentarios:

Brujica dijo...

aquesta foto en la que surts sentat no l´havia vist i la veritat es que m´ha trasmes una pau interior que es una pasada. Com t´envejo, jo també voldria anar al Japó........M´hi portaràs algun dia???????

Anónimo dijo...

Ja saps que si Brujica, que si per mi fos ja haguesis vingut en aquets viatje per el japó. Molts petonets guapa...